PERRO JOVEN, GATO VIEJO

Nacemos despreocupados como cachorros de perro. Jugando el momento, descubriendo sin reglas, siempre con ganas de probar vida a mordisquitos. Confiados en que nada malo puede pasar; imitando a quien tenemos cerca; queriendo integrarnos en cada manada, agradar a cada humano. Durmiendo a pata suelta sin medida ni precaución. El miedo es quedarnos a solas con nosotros mismos apenas un momento. El pasado es ayer, el futuro aún no está, vivir es respirar.

Con los años nos vamos pareciendo más a gatos viejos. Ya gastamos muchas vidas, tantas que tenemos la uña lista, la espalda vigilada. Nos volvemos más precavidos con las novedades, más  recelosos de las intimidades. Las cicatrices nos recuerdan que algunas caricias acaban arañando. Comprobamos que lo de caer siempre de pie no es del todo cierto, que a veces calculas mal, que duele, que luego cuesta volver a saltar.

Ahora nos mostramos como realmente somos según dónde, según con quién: Solo bajamos la guardia en casa, ante los nuestros, como buenos felinos.

Nos agrada la calma, nuestro rincón favorito, la hora de la cena. Tras años de incómodas aventuras hoy la rutina es un cobijo cálido. Hace tiempo que dejamos de correr sin motivo, mejor el paso elegante y pausado de quien ya sabe a dónde va.

Ya no nos sentimos apreciados por cualquiera solo por el hecho de que nos quiera acariciar, ahora el valor propio ya no reside en afectos ajenos. Aprendemos a querernos como gatos; a apreciar la dignidad; a cuidarnos y concedernos momentos sin sentir culpa; a acicalarnos para nosotros, no para los demás; a ser independientes y disfrutar de momentos en soledad, a necesitarla en realidad.

Cuando va quedando menos, comenzamos a degustar vida como un gato exigente en vez de engullirla como un cachorro tragón. Apreciamos cosas que de perro joven no veíamos: el milagro de que el sol aparezca puntual cada mañana; el de poder tumbarnos bajo él en paz, en silencio. Valoramos seguir vivos. Agradecemos que después de tantos vaivenes de la vida… aún quede alguna por gastar.



Texto y Foto: Mario del Castillo © 2019/15-19 Perros, gatos y retratos
Modelos: Silvestre y Grek Safe Creative code  1904090597374/ 1904090595974

Un comentario en “PERRO JOVEN, GATO VIEJO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s